INGENASA


Servicio técnico

Alergenos en alimentos y muestras ambientales

La alergia a los alimentos es una respuesta inmune exagerada del organismo cuando entra en contacto con el alergeno alimentario; de manera que el único tratamiento eficaz para prevenirla es la estricta eliminación del alimento implicado de la dieta.

La entrada en vigor Directiva Europea 2003/89/EC (con su correspondiente modificación: Directiva 2007/68/CE), ha surgido como respuesta a la necesidad por parte de consumidores y afectados de recibir una información completa y rigurosa acerca del contenido de todos aquellos alimentos envasados. Dicha normativa obliga a declarar en el etiquetado de los alimentos los ingredientes causantes de la mayoría de las alergias e intolerancias, e implica la necesidad de llevar a cabo un autocontrol por parte de las industrias agroalimentarias, así como los responsables del control oficial y técnicos en el manipulado de los alimentos.

La legislación afecta directamente a las empresas de agroalimentación con dos consecuencias básicas:

  • La existencia de 12 alergenos contemplados por la normativa y que deben figurar indicados en el etiquetado de todos los alimentos envasados:
    • Cereales que contengan gluten y productos derivados
    • Crustáceos y productos a base de crustáceos
    • Pescado y productos a base de pescado
    • Huevos y productos a base de huevo
    • Soja y productos a base de soja
    • Leche y sus derivados, incluida la lactosa
    • Frutos secos y productos derivados
    • Apio y productos derivados
    • Mostaza y productos derivados
    • Granos de sésamo y productos a base de granos de sésamo
    • Cacahuetes y derivados
    • Dióxido de azufre y sulfitos
  • La necesidad de autocontrol y monitorización de todo el proceso de producción desde la entrada de las materias primas hasta la obtención del producto final.

Para poder asegurar este autocontrol, es necesario disponer de los métodos y sistemas analíticos adecuados, que puedan ser utilizados tanto por las empresas como por los laboratorios, y que permitan identificar de forma rigurosa los ingredientes, componentes y aditivos de los alimentos durante todo el proceso de producción de los mismos.

Tanto los ensayos ELISA (Enzyme Linked Immunosorbent Assay), como los kits inmunocromatográficos diseñados por INGENASA, se presentan como una solución rápida y eficaz que permite a empresas y laboratorios llevar a cabo el control de alérgenos de forma sencilla y segura.